El crecimiento de todo negocio representa cada vez mayores retos pero también nuevas e insospechadas oportunidades; y el sector médico no es la excepción. Este es un sector con muchas oportunidades para aumentar los ingresos a través de los medios digitales a día de hoy. A diferencia de otros sectores, la competencia no es tan fuerte, pero poco a poco se van incorporando con fuerza nuevos profesionales médicos, clínicas o centros médicos al mundo online. Esto hace que los profesionales que se han incorporado ya a las nuevas tecnologías y realizan marketing digital para médicos, tengan  ventaja en la carrera de conseguir mayor visibilidad y mejor posicionamiento en buscadores, siendo más complicado para los más rezagados conseguir superarles.

Tener página Web Médica propia.

La base de todo proyecto online, debe ser una página Web médica propia, ya que nos permitirá ser independientes de terceras partes y de decisiones que no estén en nuestra propia mano. Por otro lado en una página Web propia, podremos publicar y dar mayor importancia a nuestros propios contenidos, lo que nos garantiza una flexibilidad a la hora de tomar decisiones de lo que queremos hacer para mejorar nuestra reputación online, y para atraer a nuevos pacientes a nuestra consulta. Esta independencia y flexibilidad no la podemos tener si dependemos de portales especializados, medios de comunicación, reseña en otras páginas web o Google, etc.  La página web es lo que llamamos el Marketing Médico el centro del ecosistema médico digital, es decir a dónde van dirigidas todas las acciones de marketing que podemos realizar en el entorno digital.

Realizar acciones de Marketing Digital para médicos.

El tener una página Web es solo el primer paso. El siguiente paso es el de darnos a conocer.  La página web es como el local donde tenemos nuestra clínica o consulta,  y ahora tenemos que darla a conocer, para que los pacientes vengan a ella.

Entre las acciones de marketing digital, podemos distinguir las acciones a corto plazo y las acciones a medio-largo plazo.

Entre las primeras estarían sobre todo (aunque no únicamente), acciones con un coste económico directo, con puede ser campañas SEM en Google Adwords o campañas de pago en Redes sociales o medios especializados. Es decir conseguiremos atraer pacientes teniendo mayor visibilidad directamente allí donde nos buscan, pero con un coste directo. Normalmente estas acciones suele ser rentables y tienen un ROI positivo, ya que la competencia es relativamente baja, aunque esto depende de las especialidades. Hay especialidades como la medicina estética o la psicología, cuya competencia es bastante superior a otras como la otorrinolaringología, medicina interna o neurología.

A la vez que se trabajan las acciones a C.P, hay que ir trabajando las acciones a medio-largo, que son las que nos generarán ingresos recurrentes y sin coste directo, con el SEO, las Redes Sociales o la generación de Base de Datos.

Desarrollar contenidos dirigidos a potenciales clientes.

Una vez tenemos la página web, no podemos olvidarnos de ella y dejarla abandonada. Entre los principales puntos que Google tiene en cuenta a la hora de posicionar una página y darnos visibilidad, está la acción continua de generar contenidos en nuestra página web, ya sea a través de nuevas páginas de contenido, o a través de post o artículos en el blog. Esto nos generará una serie de beneficios al tener la posibilidad de  posicionar un mayor número de palabras clave relativas a nuestra especialidad por la que nos pueden encontrar, y además Google nos premiará al generar y actualizar contenidos.

Incentivar las opiniones y valoraciones de nuestros pacientes.

Un tema fundamental a la hora de que un paciente se decida a visitar a un médico o a otro, son las valoraciones de otros pacientes anteriores. Al igual que en otros negocios como la hostelería o productos de consumo, los usuarios se suelen fiar de las opiniones de terceros, ya que entienden que no son opiniones interesadas, como las que podría dar el propio dueño de la página Web.

Existen muy diversos sitios donde los pacientes dejan sus opiniones acerca de nuestros servicios. Pueden opinar en diferentes foros que hay en la red, en portales especializados como Doctoralia, Masquemedicos o Topdoctors.

Desde hace tiempo, Google persigue con fuerza que su servicio de rating y opiniones sea el referente para cualquier negocio, y también en el de la salud. Tiene implementada una poderosa estrategia para que los usuarios valoren de manera continua, cualquier producto, servicio o lugar. Es fundamental cuidar la visibilidad de estas valoraciones, y para ello  podemos hacer muchas cosas, como contactar con nuestros clientes satisfechos para animarles a realizar algún tipo de valoración en portales, o a través de Google. En los casos que alguien haya realizado una valoración negativa, debemos siempre responder, nunca dar la callada por respuesta.

Realizar colaboraciones con otros médicos o medios de comunicación.

Una muy buena estrategia es la de colaborar con medios especializados, o con otros doctores líderes de opinión. Esto nos dará mayor reputación y generará mayor confianza en nosotros. Desde un punto de vista estratégico, podemos conseguir enlaces a nuestra página Web desde sitios muy bien valorados, lo que aumentará la reputación de nuestra Web también para Google. Es lo que el marketing digital llamamos linkbuilding.

Relaciones públicas y sociales.

Algo que muchos médicos no les gusta hacer hoy en día, es gestionar Redes Sociales propias o hacer relaciones públicas. Gracias a esto, los profesionales que sí se deciden a hacerlo, tienen una visibilidad mucho mayor. Aprender a gestionar ciertas Redes Sociales, compartir contenidos y tener conversaciones en las mismas, es algo que no debe dar ningún miedo a los profesionales médicos, ya que los pacientes y usuarios son especialmente agradecidos con los profesionales que realizan estas acciones, y son muy proclives a compartir los contenidos, ya que entienden que parten de una fuente de autoridad fiable.

Hacer seguimiento de nuestros pacientes y usuarios fieles.

No se trata sólo de encontrar nuevos pacientes, un paciente satisfecho será nuestro mejor prescriptor sin ninguna duda. Por lo tanto debemos de cuidarlos el mundo real y en el digital. Los medios online nos ofrecen muchas herramientas para con poco esfuerzo, mantener un contacto con nuestros pacientes.

Podemos realizar acciones a través de Redes Sociales como hemos dicho, pero también podemos realizar listas de correos de nuestros pacientes (generar una Base de Datos) solicitándolo en el momento que están en nuestra consulta. Posteriormente podemos enviarles información, recordarles próximas visitas, ofrecerles consejos publicado en el blog, o felicitarles en la fecha de su cumpleaños etc.  Todas estas acciones en buena medida se pueden automatizar, y permitirán mantener un contacto continuo, y estar en la mente de nuestros pacientes para futuras visitas y que nos prescriban en su entorno.

Educar y atraer pacientes a través de medios audiovisuales.

YouTube hoy en día es el segundo mayor buscador a nivel mundial, y el primer medio en tiempo de consumo de contenidos. Si tenemos capacidad para realizar pequeños vídeos acerca de nuestra especialidad, con consejos o dando información sobre la misma, Youtube será una herramienta clave de marketing digital para médicos y clínicas. El consumo de contenidos audiovisuales se ha disparado en los últimos años, y la tendencia es imparable. La retención de contenidos consumidos en vídeo es mucho mayor que la escrita, y los usuarios prefieren ver un vídeo con la información que les queremos ofrecer, a tenerse que leer varias páginas con esta información. Por lo tanto realizar pequeños vídeos sin una calidad excesivamente profesional, hoy en día es fácil y es garantía de éxito a la hora de difundir nuestra imagen online

Compartir conocimiento. 

Muchas veces los profesionales médicos son recelosos de compartir abiertamente sus conocimientos, ya sea con otros profesionales, o sobre todo con los pacientes. Algo que no suele gustar a los profesionales médicos, es que los pacientes vengan ya con una información preconcebida sobre su dolencia, pero esto es algo inevitable por la facilidad y la accesibilidad que ofrece Internet a esta información. Si compartimos nuestros conocimientos en la Red, ayudaremos a que los pacientes no se “mal informen” sobre sus dolencias y tratamientos en otras fuentes menos fiables y menos cualificadas, y ayudarán a que nosotros seamos el referente para ellos sobre su dolencia.

Participar en portales especializados.

Todos conocemos algunos de los portales que más visibilidad tienen en internet. El tener un perfil abierto en estos portales, ya sea gratuito o de pago, y participar en las respuestas a las preguntas que muchos de los usuarios realizan en los mismos, nos darán por un lado mayor visibilidad, y por otro lado mayor reputación y confianza de cara a potenciales clientes. Este es un trabajo al que hay que dedicar tiempo, pero económicamente nos puede ser muy rentable.

Ponerse en manos de profesionales.

Como profesionales de la medicina, debemos centrarnos en nuestra actividad, y esto normalmente nos deja muy poco tiempo para investigar y realizar otras labores. El marketing digital es una disciplina que cambia continuamente al igual que la medicina. Cuando se trata de Marketing Digital para médicos, de diseñar nuestra página web y de gestionar nuestra reputación online, no podemos hacerlo con los ojos cerrados y haber que pasa ni ponernos en manos inexpertas. Debemos confiar en las personas que tienen una larga experiencia y conocimiento en los medios digitales y en la disciplina de la salud. Por eso siempre aconsejamos dar por lo menos los primeros pasos de la mano de los profesionales del mundo digital, y poco a poco intentar formarnos para poder tomar decisiones, y desarrollar acciones nosotros mismos.

Cuidar el tono y el lenguaje utilizado.

Utilizar un tono cercano, es algo que suelen requerirnos nuestros pacientes, y es algo de lo que se suelen quejar ya que muchas veces no entienden lo que les ha dicho su médico. Estamos acostumbrados a hablar con nuestra propia jerga, y en muchos casos no sabemos utilizar el lenguaje propio de nuestros pacientes cuando se tratan temas de medicina. En el mundo online es todavía más importante, ya que no tenemos al paciente delante para darnos cuenta si nos está entendiendo o no, y no nos van a poder interrumpir para preguntar.  Cada medio digital tiene un lenguaje propio, no es lo mismo hablar en un foro médico con otros profesionales, publicar una información en nuestra página web, o utilizar las diferentes Redes Sociales, las cuales tienen su propio tono y lenguaje en función del tipo de usuario que lo utiliza.

Como resumen, podemos decir que todo se trata de generar visibilidad y confianza.

Es algo fundamental a la hora de atraer pacientes. Cuando una persona tiene un problema de salud, busca alguien de la máxima confianza que le pueda ayudar. Normalmente acudirá tanto a su entorno de familiares y conocidos como al “Dr. Google”, para realizar búsquedas sobre su dolencia y sobre quién puede ayudarle.

Utilizar los medios digitales para generar visibilidad y confianza a través de los contenidos y artículos publicados, el mostrar nuestro currículum y la experiencia en nuestra Web, o el compartir consejos y conocimientos, será algo fundamental para generar confianza para que finalmente contacten con nosotros.

Si tienes cualquier duda o consulta acerca de tu estrategia y presencia en el mundo digital, ponte desde ahora en contacto con nosotros en Marketing para Médicos, ¡será un gusto hacer equipo contigo!

A %d blogueros les gusta esto: