La situación económica actual es realmente terrible porque no se están generando los empleos que necesita el país y lejos de ocurrir esto, las compañías están comenzando a realizar recortes de personal para poder cubrir sus gastos debido a caídas en ventas y a la escasez de efectivo que empieza a sentirse en todo el mercado.

Así que, les sugiero que cuiden a piedra y lodo su puesto de trabajo y se desempeñen con ímpetu, de manera muy profesional, con apego al logro de objetivos y sobre todo a dar resultados por arriba de lo esperado, de lo contrario, ahí sí que brincará la liebre y podrían ser serios candidatos a estar en la lista negra de la empresa para solicitarles que dejen la organización.

Por lo tanto, lo que debemos hacer es trabajar duro, entregarnos a nuestras labores, dejar que nuestro trabajo hablé por nosotros, dar el máximo y si se puede el extra, porque será la única manera en que podamos sobrevivir en un mundo de negocios, que financieramente hablando, se está cayendo a pedazos. Por ello los invito a que pongan en práctica las siguientes sugerencias para ser considerados dentro de la gente que sea necesaria para la organización:

1. Compromiso y disciplina

Es muy importante que respetemos el horario de entrada que tiene la empresa, pues la puntualidad es parte fundamental para iniciar en tiempo y forma nuestras labores en la compañía. También asistir todos los días de la semana y de manera puntual son cuestiones que hablan bien de un trabajador que si le interesa conservar su empleo, porque la gente que acostumbra faltar da a entender que no le importa mucho sacar los pendientes y dejar cosas de importancia para después. Otra cuestión importante que se toma en cuenta es no excederse en el horario establecido para comer, porque hay personas que se toman 2 o 3 horas y se van de manera más que puntual cuando ha llegado la hora de salida.

2. Deja un rato la actitud millennial

En tiempos de crisis no se puede andar de un trabajo a otro, sin poder tener un lugar estable, ya que la impaciencia de lograr cosas de manera rápida los está obligando a buscar nuevos horizontes sin pensar que una de las cosas que están buscando los reclutadores es gente con estabilidad laboral para que puedan seguir tomándolos en cuenta en su proceso de selección. Antes de tomar una decisión poco acertada, analicen el entorno y consideren mejor la posibilidad de quedarse en su actual trabajo, porque afuera las cosas se están poniendo más complicadas.

3. No te agarres del chongo con el jefe

Prudencia ante todo cuando haya una pelea con el jefe y más si se trata de una persona que es muy complicada en su forma de ser; tener una reacción sin control al enfrentarlo, podría ser la causa de una fractura que no pueda ser subsanada y por lo tanto estaríamos en la frontera de una salida inminente de la organización. La comunicación asertiva es fundamental para generar una buena relación con el jefe y no se pierda la confianza entre jefe y subordinado.

4. Proactividad ante todo

La gente que se crea indispensable en las organizaciones y se duerma en sus laureles por esta condición, está muy equivocada, tiene que empezar a hacer cosas distintas que le llenen el ojo a los jefes inmediatos, cosas que sean importantes para la organización, que contribuyan al crecimiento y que se puedan aprovechar en beneficio de todos, tenemos que dejar de ser egoístas y convertirnos en servidores de la comunidad laboral. Recordemos que todos somos necesarios pero ninguno indispensable.

5. Deja que tu trabajo hable por ti

Aquellos que piensan que por el hecho de ser buenos conversadores y de gritar a todo el mundo que son los mejores en su posición dado que su relación pública es muy buena y además hay gente que les compra la imagen definitivamente están equivocados, ya que no son precisamente los que serán tomados en cuenta para permanecer en una empresa. Lejos de proyectar una imagen aceptable ante la sociedad laboral, tenemos que lograr que la gente nos aprecie por lo que hacemos en nuestra trinchera, con actitud, dedicación y pasión por lo que hacemos; a estos últimos sí que los tomarán en cuenta para permanecer en las empresas, para considerarlos en futuras promociones, porque son la gente valiosa que contribuye y aporta a la organización.

6. Seguir estudiando es fundamental

La capacitación es parte medular de nuestro desarrollo profesional, porque además de acrecentar nuestro acervo académico, nos permite estar actualizados y ser personal competitivo en cualquier lugar donde pretendan requerir de nuestros servicios. La gente que deja de estudiar se está haciendo a un lado per se, dadas las circunstancias de competencia laboral que hoy en día vivimos.

Todos los que contamos con un empleo, debemos sentirnos afortunados de pertenecer a un sector que está obteniendo ingresos para poder hacerle frente a esta situación económica que empeora día tras día. Me parece que nadie trabaja por hobby, lo hacemos para cubrir necesidades de todo tipo y darnos el lujo de perder el empleo en tiempos complicados no es la mejor opción; debemos ser responsables de nuestras acciones y demostrar ante todo que queremos, podemos y nos ocupamos de un trabajo que representa solo cosas valiosas para nuestro presente y futuro profesional.

A %d blogueros les gusta esto: