Algo que puede cambiarte la vida tanto en la parte personal como en la profesional es hacer estudios en el extranjero, pero lo más importante es aprovechar dicha situación para convertirla en una ventaja competitiva en pro de tener un mejor futuro profesional, debido a que todos los reclutadores están buscando gente que haya tenido experiencia estudiando o trabajando en el extranjero, pues aseguran que tienen una visión totalmente distinta a la de la gente que solo tiene experiencia a nivel local, debido a que sienten que aportarán mejores cosas a la empresa donde quieren postularse para ocupar la vacante en turno.

Por lo tanto, cualquier sacrificio que se realice para poder hacer estudios en otro país, valdrá la pena, porque tarde o temprano se reflejará en una mejor posición laboral y por supuesto en un mejor sueldo, pero lo mejor es que habrás vivido una experiencia distinta que te hará crecer en todos sentidos. A continuación mencionaré una serie de razones por las que deberíamos considerar estudiar en un país distinto al nuestro:

1. Te otorga una ventaja competitiva en el mercado laboral

Actualmente los reclutadores están considerando dentro del perfil de la mayoría de las vacantes, que los candidatos cumplan con el requisito de haber estudiado en el extranjero, ya que les otorga un back ground distinto al de los candidatos que solamente han tenido estudios o trabajos en territorio nacional, además que, seguramente podrías obtener una mejor oferta salarial debido a que considerarán que estás mejor preparado que los candidatos que no han explorado la acción de estudiar en el extranjero.

2. Puedes aprender otro idioma

Con toda seguridad y siendo visionario, la idea para irse a otro país a estudiar, es para mejorar o aprender otro idioma distinto a tu lengua materna, sobre todo pensando en el idioma inglés, que aún sigue predominando como el lenguaje de negocios y que sigue abriendo las puertas del mercado laboral tanto en países de primer mundo, como en países emergentes, sobre todo si te quieres colocar en los grandes corporativos, donde pedirán como requisito indispensable un 80% de dominio del idioma inglés.

3. Te hace crecer y madurar más rápido

No existe mejor aprendizaje, que cuando uno se tiene que rascar con sus propias uñas, pues al no estar mamita y papito que nos han ayudado en todo, ahora sí ha llegado el momento de comenzar una verdadera independencia, y que mejor en otro país donde hay que lavar, planchar, cocinar, hacer el aseo doméstico y en una de esas hasta trabajar para poder pagarse la renta, sin lugar a dudas hará madurar a cualquiera y el crecimiento tanto personal como profesional se notará de inmediato.

4. Genera un impacto cultural

Al estar en otro país, convivir con otro tipo de personas, visitar museos o lugares históricos, son factores que nos llevan a elevar nuestro nivel cultural y al mismo tiempo permite hacer una comparación entre lo que se tiene en su país de origen respecto al país en donde se están tomando los estudios o realizando el trabajo; y es donde también aprendemos a valorar lo increíble que resulta nuestro país en muchos aspectos y que no le pide nada a cualquier país del mundo. Conocer a otro tipo de personas, con costumbres distintas, hábitos diferentes y un estilo de vida nuevo acrecentará automáticamente nuestro acervo cultural.

5. Son experiencias de vida únicas

En estos tiempos de crisis financieras, los que tienen la oportunidad de salir al extranjero, que en realidad son pocos, tienen que aprovechar esta experiencia, que hasta puede cambiarles la vida si la aprovechan cabalmente, pues las oportunidades de estar en otro país son pocas debido al alto costo financiero que los padres de familia tienen que pagar para que sus hijos tengan este tipo de experiencia. También te servirá la experiencia para controlar mejor tus gastos, debido al bajo presupuesto con el que contarán en la mayoría de los casos.

6. Se puede exportar tu talento

Cuando concluyes tus estudios en otro país, sobre todo tratándose de una licenciatura o un posgrado, puedes ser un firme candidato para quedarte a laborar en el extranjero, sobre todo si tienes el dominio de la lengua del país donde hiciste los estudios. También si regresas a tu país de origen serás un serio aspirante a trabajar en otro país, debido a la alta capacitación que se logra estando en el extranjero y donde lo puedes aprovechar para recuperar la inversión que tanto esfuerzo significó a título personal y también para los padres.

Estudiar en el extranjero requiere de un alto nivel de responsabilidad y disciplina para la gente que decide hacer estudios en un país distinto al que lo vio nacer, pero al mismo tiempo resultará una experiencia inigualable, única, donde puede estar de por medio tu futuro laboral, profesional y personal, por lo que hay que aprovecharla al 100% debido a que te abrirá puertas en todos sentidos, tanto en el país de origen, como en cualquier país del mundo.

A %d blogueros les gusta esto: