Puede que tu Web sea una obra de arte creativa con un diseño optimizado para generar conversiones, pero su apariencia y funcionalidad no servirán de mucho si tarda mucho en cargar.

Los usuarios de Internet son cada vez más exigentes y su impaciencia ha ido en aumento con la proliferación de Tablets y SmartPhones. Desafortunadamente, la lista de cosas que pueden hacer que tu Web vaya más lenta es muy larga. En este artículo se exponen los 5 puntos más importantes:

1. Limpieza de Código

Se debería utilizar el menor número de líneas de código posible, tanto del lado del cliente (HTML y CSS) como del servidor (PHP, Ruby, etc.). Además, la versión del software del servidor debe estar actualizada a la última versión.

2. JavaScripts

El uso de JavaScript necesita una mención aparte del resto del código de la Web. Los códigos de JavaScript en general, y particularmente los externos que no están cargando de manera asincrónica, pueden bajar la velocidad de carga. las funcionalidades que utilizan estos códigos son:

– Botones de Redes Sociales como “me gusta” y “twittear”
– Códigos de Google AdSense y otras redes publicitarias
– Códigos de Google Analytics y otros sistemas de analítica Web
– Sliders de imágenes, jQuery y otras animaciones de la Web

3. Imágenes Grandes

Las imágenes son de los elementos que más peso tienen en la Web. Se puede reducir ligeramente la calidad de las imágenes (entre un 5% y un 10%) y tener resultados notables sin que baje la apariencia general de la Web.

4. Flash

Gracias a que durante los últimos años se ha tomado conciencia de que el uso de Flash es perjudicial para el Posicionamiento SEO y la usabilidad Web el número de páginas que utiliza esta tecnología se ha visto reducido considerablemente.

En la actualidad el Flash se está utilizando únicamente para pequeños banners o animaciones, que es para lo que estaba originariamente diseñado. Aún así, todavía hay Webs con sistemas de navegación completos en Flash.

5. El Servidor

Muchos proveedores de hosting “low-cost” utilizan servidores compartidos, lo cual puede hacer que aunque tu Web esté perfectamente optimizada, si tu “vecino” tiene una Web que consume muchos recursos, inevitablemente bajará el rendimiento de la tuya.

Además, la mayoría de las Webs funcionan bien con servidores tipo Apache o IIS, pero a la hora de aumentar de escala tal vez se deban barajar otras posibilidades de hosting que tu proveedor no proporcione por defecto. Otro problema con el aumento de escala es que se suelen separar los servidores Web de las bases de datos, pero la conexión entre ellos no es óptima y se generan cuellos de botella de datos.

A %d blogueros les gusta esto: